Sierra de Huétor

En el centro de la provincia de Granada, y al noreste de su capital se halla el Parque Natural de la Sierra de Huétor, situado entre los 1.100 y los 1.900 m . de altitud. Ocupa una superficie de 12.128 ha. con un conjunto de sierras donde alternan importantes elevaciones montañosas, estrechos barrancos, tajos, calares y arroyos, que forman un relieve muy complejo debido a la naturaleza caliza del terreno. Esto junto con la abundante vegetación configura un espacio de bellos paisajes.

Las diferentes altitudes y las variaciones de humedad y temperatura determinan la existencia de diversos biotopos, donde viven numerosas especies vegetales y animales. Ello junto con su cercanía a la ciudad de Granada hacen de este Parque un enclave tradicional de esparcimiento de la población.

La mayor parte del terreno está cubierto por un bosque, aunque existen amplios espacios donde la formación más característica es el matorral, unas veces de tipo almohadillado y rastrero debido a la altitud, y otras formando tomillares o aulagares a causa de la degradación que ha sufrido el suelo.

El bosque está formado en su mayor parte por pinares, algunos naturales, pero la mayoría de repoblación. Quedan sin embargo grandes manchas de encinares así como, en menor cuantía, algunos quejigales y bosquetes de roble y arce.

Tal diversidad de hábitats acoge una variada fauna entre la que destacan: la cabra montés y el jabalí, como grandes mamíferos, el zorro, la gineta, la comadreja, la garduña y el gato montés como carnívoros, así como conejos, topillos, tejones y lirón careto. Entre las rapaces destacan el águila real, el azor, el búho real, gavilán, águila calzada, mochuelos y cárabos. Otras aves a destacar son : mirlo, petirrojo, mosquiteros, perdices, arrendajos, etc.

Entre los reptiles se encuentran varias especies de lagartijas, la culebra de escalera y la bastarda, así como la víbora hocicuda.

La naturaleza caliza de estas sierras hace que surjan numerosas formaciones kársticas, como las numerosas cuevas entra la que destaca la “Cueva del Agua”, de fama nacional. También existen abundantes nacimientos de agua como la famosa “Fuente Grande” de Aldácar que por la acequia de “Aynadamar” llevaba el agua al Albaicín en tiempos de los árabes. En el Parque nacen además los ríos Darro y Fardes.

El uso abusivo por parte del hombre de los recursos naturales del espacio supuso la degradación de la vegetación natural debido sobre todo a cortas incontroladas, carboneo, pastoreo excesivo con incendios para la regeneración del pasto, etc. Para la recuperación de los bosques se efectuaron repoblaciones con coníferas, especies poco exigentes en cuanto a suelo y bien adaptadas para resistir la fuerte insolación. Por esto nos encontramos en la actualidad con importantes masas de pinares de las especies negral, laricio, silvestre y carrasco.

Los principales recursos de esta zona ligados al Parque son la madera, la caza, la recogida de setas, la apicultura y el aprovechamiento ganadero. Pero el principal recurso es el uso recreativo del monte, siendo visitado el Parque por numeroso público sobre todo los fines de semana.

Las diferentes culturas que han poblado el espacio han dejado huellas de su paso. En la localidad de Cogollos Vega se encuentran unos baños árabes en buen estado de conservación, dando prueba del alcance de la civilización musulmana en el Reino de Granada. El palacio de “El Cuzco” en Víznar ha sido declarado Monumento Histórico-Artístico. Desde numerosos puntos del Parque se pueden observar magníficas panorámicas de Sierra Nevada.

Información:
Delegación Provincial de la Consejería de Medio ambiente y ordenación del territorio y Dirección-conservación del Parque Natural.
C/Joaquina Eguaras 2, Edif. Almanjayar. 18071 Granada.
Tfno.: 958 024 382 Fax: 958 025 100
pn.huetor.capma@juntadeandalucia.es

Webs:
Parque Natural de la Sierra de Huétor, Consejería de Medio ambiente y ordenación del territorio, Junta de Andalucía
Parque Natural de la Sierra de Huétor, Ventana del Visitante
Sierra de Huetor, Wikipedia