Balneario de Lanjarón

Agua, Salud, Vida

La pureza de sus seis manantiales de agua mineromedicinal, la calidad de sus tratamientos termales y su localización en los paisajes idílicos del Parque Nacional Sierra Nevada y de la Alpujarra, al sur de Granada, convierten este lugar en un destino único para relajarse, recuperar la salud o revitalizarse.

Las Aguas de Lanjarón
El prestigio de Lanjarón como estación balnearia reside en la variedad y calidad de sus aguas. La falla de Lanjarón, frontera entre dos parajes únicos, Sierra Nevada y la Alpujarra, permite que en los entornos próximos a la población haya emergido una gran profusión de manantiales.
De la fusión de las nieves perpetuas y la lluvia provienen unas aguas frías de una extrema pureza.
Pero de las circulaciones profundas y lentas de la tierra surgen otras aguas termales con características químicas totalmente opuestas. Seis manantiales de aguas mineromedicinales, todos únicos, que el Balneario utiliza para la prevención y el tratamiento de determinadas afecciones.

- Aguas en bebida -
MANANTIAL CAPUCHINA
Depurativa
Mineralización fuerte, bicarbonatada, clorurada, sódica y cálcica

MANANTIAL SALUD II
Facilita la digestión
Mineralización media, clorurada, sódica, cálcica, bicarbonatada y carbogaseosa

MANANTIAL CAPILLA
Facilita la digestiva y estimula el apetito
Mineralización media-baja, clorurada, sódica, cálcica, bicarbonatada y carbogaseosa

MANANTIAL SALUD I
Facilita la digestión
Mineralización débil, clorurada, sódica-magnésica, cálcica, bicarbonatada y carbogaseosa

MANANTIAL SAN VICENTE
Diurética
Mineralización débil, bicarbonatada y cálcica

- Agua para baños -
MANANTIAL El SALADO
Sedante
Mineralización fuerte, clorurada, sódica, cálcica, carbo gaseosa y ferruginosa

Un poco de historia
Fueron los mozárabes los primeros en disfrutar de estas aguas cristalinas y los que dieron el nombre de Lanjarón a este privilegiado oasis.

Las propiedades saludables de las aguas de Lanjarón fueron reconocidas a partir de 1770 pero será en el siglo XIX que la fama del establecimiento se extenderá y que sus manantiales se explotarán de forma terapéutica y continuada. Durante ese siglo adquiere renombre a nivel nacional e internacional presentándose en las Exposiciones Universales de París de 1878 (en la cuál recibe la medalla de plata en su categoría) y de Barcelona de 1888.
Los personajes más famosos de la época se dejarán querer por sus manantiales y acudirán a descubrir el secreto de sus aguas.

A principios del siglo XX, Lanjarón será la cita obligada para los más acaudalados de la época: el punto de reunión y descanso de los reyes, reinas y personajes tan conocidos como Virginia Wolf, Betrand Rusell, Manuel de Falla o Federico García Lorca.
El edificio emblemático de manantiales será construido en 1928, época en la que iniciará su apogeo que durará hasta los años sesenta del pasado siglo.

Hoy, el Balneario de Lanjarón que ha sabido renovar sus técnicas e instalaciones sin perder nada de su grandeza, es un lugar de paz y armonía donde se propone una gama amplia de tratamientos de balneoterapia.

Balneario
El Balneario de Lanjarón cuenta con unas instalaciones amplias y modernas para tratamientos con aguas mineromedicinales.

Para el cliente que lo desee, nuestros médicos hidrólogos y especializados en dietética elaborarán un programa personalizado para cumplir con sus necesidades; en nuestro restaurante se podrá seguir las dietas propuestas.

Avda de Madrid, 2 – 18420 Lanjarón (Granada)
Telf.: 958 770 137 y 958 770 454 – Fax: 958 771 070
Email: informacion@balneariodelanjaron.com
Web: www.balneariodelanjaron.com
Abierto de febrero a diciembre